Ya tengo el Wii Fit

Lo he recogido esta mañana en la fnac. El primer ejercicio ya lo haces sin siquiera abrir la caja, solo con el hecho de llevartelo hasta casa, porque es bastante pesado.

Me da la sensación que, valga la redundancia, va a ser una sensación, solo por la cantidad de gente que se ha quedado mirando la caja en el trayecto de la tienda a casa.

La caja viene con «la tabla», el disco, un manual y unas pilas. El proceso de instalación es muy sencillo, se ponen las pilas y se sincroniza con la Wii como si fuese un mando.

Sobre el programa en si, bueno me ha llamado gordo, que era previsible, inestable y me ha preguntado si me voy tropezando por la calle… ô-ô y me ha dado una edad de +9.

Los juegos que vienen al principio son sencillos pero no tan fáciles de hacer como pudiera parecer.

He sudando mas con alguna estrella del Super Mario Galaxy que con el Wii Fit, pero si he acabado con las piernas un poco doloridas, y eso que solo he hecho los ejercicios una vez, y no todos, porque no tenia suficiente espacio para los de yoga y tonificación.

Deja un comentario